LA BOQUERA y LOS ALUMNOS DE 2º

Llegamos a la Boquera y lo que vimos era todo un pedregal, con algunas plantas no muy bonitas y el río Cinca casi sin agua. Pero vinieron Nacho y Víctor, que son guardias forestales,y ellos nos enseñaron toda la naturaleza que hay allí .Nos encantó.

Os ponemos unas fotos de lo que más nos llamó la atención y que esperamos que os sorprenda.


Joaquín nos presentó a Nacho y Victor los guardias forestales. En el río Cinca hay dos tipos de trucha: la trucha arcoiris que la trajeron de otro rio y la autóctona que es ésta la común de puntos rojos. En el río Cinca hay muchos cangrejos rojos  que no son de aquí, alguien echó alguno y, han contagiado de una enfermedad que ellos tienen y que no les afecta, a los autóctonos que los pone enfermos y los ha eliminado.
Estas almejas no son del río Cinca pero son de un río de Aragón. Nos las trajeron para que viéramos lo duras y grandes que son. No se podían  abrir ni come. Pensábamos que las almejas eran del mar todas. Los renacuajos nacen de huevos y parecían peces. Primero le salen dos patas, luego cuatro y se les cae la cola. Eran las crias de la rana, o sea, que por allí hay ranas. Nos enseñaron muchos nidos. El primero fue el del pájaro  picapinos que lo hace en los troncos secos. Metimos la mano y vimos que era muy profundo.
En las paredes de las rocas había muchos agujeros que eran nidos de los abejarucos. Hacen un montón de agujeros para despistar a las serpientes que quieren comerse sus huevos. Nacho y Victor nos enseñaron un nido sorpresa. No era de un pájaro como parece, ¡era de una ardilla!. Estaba un poco destrozado. No tenía huevos porque son mamíferas como nosotros. Este nido tenía dos huevos pero estaban podridos. Los había abandonado su madre. Era un nido de mirlo que lo construyen en las ramas.
Nacho nos volvió a enseñar los nidos de abejarucos y se encontró con un egagrópila y un buho muerto que no nos quiso enseñar porque nos podía impresionar. La egagrópila nos pareció una caca de algún animal. ¡Pues, no! Son los huesos y pelo de un ratón  que se comió entero el buho y como no lo puede tragar bien, lo vomita formando una egagrópila. Así son las egagrópilas cerrada y abiertas. Se ven muy bien los huesos del ratón. Es impresionante. Victor, nos enseñó ramas de varios árboles que hay en la Boquera como fresnos, chopos, sauces, nogales, almendros, pinos y carrascas. La rama de la foto es de almendro y tenía ya almendras pero todavía verdes.

Además nos enseñaron cornamentas de ciervo y de corzo. Estos animales las cambian cada año y, así al siguiente año les crecen más. Esto tampoco lo sabía nadie.

Resultó, que esas plantas tan feas que se veían en el pedregal eran plantas aromáticas: tomillo, romero, ajedrea, hinojo… y, una que olía fatal que se llama ruda.

Concluimos que, aunque en la naturaleza  haya un sitio que parezca tan pobre como éste, hay que respetarlo, porque como hemos podido comprobar hay mucha vida aunque no la veamos.

Queremos darles las gracias a Nacho y Victor por todo lo que nos descubrieron y enseñaron . Gracias también por la paciencia que tuvieron con nosotros.

Alumnas y alumnos de 2ºcurso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s