VIAJE A MADRID, CAPITAL DE ESPAÑA

 

 

 

por Jesús Mª

Hoy, 1 de noviembre de 2012 a las 8 de la mañana comienza la aventura.  He cogido el tren 3752 AVE para ir a Madrid hasta el domingo.  Me entregan auriculares y puedo escuchar música o ver una película, Montecarlo, pero como es la primera vez que hago este viaje estoy entretenido descubriendo el tren, contando las estaciones por las que paso y casi sin darme cuenta son las 10:20 de la mañana.  El tren ha llegado a la estación de Atocha.  Es un lugar muy grande, hay muchos trenes y largos pasillos con cintas transportadoras para desplazarse.

  Mi primer recorrido comienza en la plaza de España, en el centro hay una fuente con las esculturas de Don Quijote y Sancho Panza.  Desde allí me dirijo a los jardines de Sabatini, que forman parte del Palacio Real, es un lugar muy tranquilo y los setos están recortados formando laberintos, me apetece jugar pero el suelo está mojado y con charcos.  Las fuentes y estanques son muy bonitas y desde allí se ve el enorme palacio.  Junto al palacio está la catedral de la Almudena.

Cuando entro están celebrando la misa de Todos los Santos y espero que termine para visitarla.  Me gusta cómo suena el órgano y la soprano canta muy bien.  Salgo de la iglesia y me dirijo a la calle Mayor, está llena de gente.  Muchos están comprando huesos de santo y buñuelos en una pastelería famosa.  Al final de la calle está la Plaza Mayor.  Es muy grande y bulliciosa.  Hay muchos actores disfrazados representando figuras de soldados, personajes de Disney o budas.  Desde allí voy a la hasta la puerta del sol para ver el kilómetro cero de todas las carreteras españolas,  que forman una red radial y comienza en este punto.  También descubro la campana que toca las horas en Noche Vieja y da comienzo al Año Nuevo.  Hay mucha gente comprando lotería de Navidad.  Voy a comer en un restaurante que se llama “El museo del Jamón”.  Después desde la calle de Alcalá veo la fuente de Neptuno, donde el Atlético de Madrid celebra sus victorias.  Esta es la calle más larga de la capital.  Visito la iglesia del Cristo de Medinaceli y veo el Congreso de los Diputados.  Hay muchos policías alrededor.  Tiene unos leones muy grandes de bronce que se han fabricado fundiendo cañones procedentes de una guerra en África en el s. XIX. 

Al día siguiente, caminando, me dirijo por el Paseo de la Castellana hasta el estadio Santiago Bernabéu.  Me hago el carnet madridista porque hacen descuentos para el Tour o paseo por el estadio y entradas de partidos de futbol.  Subo al estadio y hago fotos, me parece enorme.  Visito el museo y me entretengo con las sur faces, pantallas táctiles donde se ve la historia del equipo y jugadores.  Hay  un montón de copas que ha ganado el equipo y me hago una foto con Ronaldo. Puedo sentarme en el banquillo del entrenador, tiene unos sillones muy cómodos, y visitar los vestuarios.  El césped está muy bien cuidado. Hay muchas personas trabajando porque mañana hay partido con el Real Zaragoza, pero las entradas ya están agotadas.  A la salida veo la tienda del Real Madrid y un centro comercial del club donde comemos.  Por la tarde voy a ver el musical “Sonrisas y lágrimas” en el Teatro Coliseo, ¡es genial!

El sábado me dirijo a la fuente Cibeles, donde celebra el Real Madrid sus victorias, paseo por el paseo del Prado donde puedo ver los museos.  Cerca está el Parque del Retiro, con un estanque donde puedes alquilar barcas para dar un paseo.  Allí está el Palacio de Cristal, que se utilizaba como invernadero para plantas.  También veo el edificio de la Bolsa de Valores, pero para entrar hay que solicitar cita por internet.  Tomo  para comer paella, calamares y chocolate en la calle de Alcalá.  Luego compro unos caramelos para mis abuelas, en una confitería que se llama La Violeta, tienen la forma, el color y el sabor de esta planta.  Por la tarde,  paseo por la Gran Vía que tiene mucho ruido, el sonómetro marcaba entre 80 y 90 decibelios.

El último día, visito el Palacio del Marqués de Cerralbo, que está decorado con el estilo del final del siglo XIX y principio del XX.  Alquilo un audio guía que me explica el uso de cada habitación.  Hay muchas armaduras y espadas.  Unas salas muy decoradas donde celebraban fiestas, en los baños había grifos y por los pasillos conductos de aire caliente.  En el jardín hay un jabalí.  Después voy al Teatro Real, allí se celebran conciertos y hay un carruaje antiguo a la entrada.

Finaliza la visita y cojo el tren a las 16:05 horas con destino a Huesca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s